Declaración de Buenos Aires - Noviembre 2008

La Junta de Gobierno de la Federación Argentina de la Magistratura, en asamblea extraordinaria celebrada los días 13 y 14 de noviembre de 2008 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, reunidos en el Salón Federal de la Federación Argentina de la Magistratura (FAM), con la asistencia de los representantes de las Provincias de Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luís, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán y  de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;

 

DECLARA:


La Federación Argentina de la Magistratura manifiesta su honda preocupación por la injerencia que los poderes políticos ejercen en el ámbito del Poder Judicial de la provincia del Chubut, por lo que avala a la Asociación de esa Jurisdicción en las acciones enérgicas y firmes que implemente a los fines de neutralizar estas conductas en cuanto vulneran la independencia del Poder Judicial. En ese sentido acompaña a la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Provincia del Chubut en la presentación del caso por ante la Comisión Permanente de Protección de la Independencia Judicial de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, como modo, además, de prevenir los efectos expansivos de esas políticas.

Advierte esta Federación la gran cantidad de vacantes que existen en el Poder Judicial de la Provincia de Tucumán, por lo que insta al Poder Legislativo de ese Estado al pronto dictado de una ley de subrogancia que permita la pronta cobertura de esos cargos, y garantizar -de ese modo- el debido servicio de justicia.
Resulta alarmante la sanción de una ley en la Provincia de San Luís que dispone que -en virtud de la ley de autarquía financiera- el Poder Judicial afronte con su propio presupuesto, el pago de las eventuales condenas judiciales que se dicten en contra del Estado Provincial, por daños y perjuicios ocasionados por la función judicial o la actividad administrativa de ese Poder, lo que afecta la división tripartita de poderes.


La FAM reitera su posición en cuanto a que la independencia del Poder Judicial debe ser garantizada no sólo respecto de los demás poderes del Estado, sino también con relación a los demás jueces. El Poder Judicial no es jerárquico en lo jurisdiccional; sólo lo es en su organización administrativa. Por eso cuando se ejerce la superintendencia por parte de las Cortes y Superiores Tribunales de Provincia, debe respetarse ese principio. Cuando una situación particular es generalizada, nadie se beneficia porque ni recibe sanción el incumplidor ni resulta reconocido el mérito de quien cumple acabadamente con su función. Los jueces y funcionarios judiciales están las 24 horas a disposición de la función que ejercen. Consecuentemente, establecerles  horarios, como lo dispone la Acordada N° 53/08 dictada por la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, es un forma de desjerarquizar la magistratura y al funcionario judicial en detrimento de su independencia.    

La Junta de Gobierno de la Federación Argentina de la Magistratura comparte los fundamentos de la solicitud efectuada por la Comisión Nº 2 del III Congreso Nacional del Secretariado Judicial y del Ministerio Público, respecto del cambio de la denominación de esta Federación, de modo tal que sea inclusiva de todos los funcionarios judiciales, por lo que resuelve convocar a una próxima Asamblea Extraordinaria que permita reformar sus estatutos en tal sentido, como un modo de coadyuvar, desde el asociacionismo, a la jerarquización de la función judicial.