Declaración de Buenos Aires - Abril 2007

La Junta de Gobierno de la Federación Argentina de la Magistratura, en reunión extraordinaria celebrada en la ciudad de Buenos Aires los días 9, 10 y 11 de abril de 2007, con la asistencia de los representantes de las Provincias de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz , Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;


DECLARA:
Esta Federación, en anteriores pronunciamientos, emitió su preocupación por algunos proyectos de reformas constitucionales provinciales en cuanto pretenden avasallar el principio de independencia de los poderes judiciales, por lo que exhortó a los poderes políticos a garantizar el respeto irrestricto del estado de derecho y fortalecer las instituciones de todas las jurisdicciones provinciales.


En ese contexto es necesario destacar la particularidad de la Provincia de Neuquén, en la cual, a partir de la reforma constitucional de 2005 se ha establecido la evaluación académica periódica de Magistrados y Funcionarios Judiciales, generando un claro riesgo para la garantía de inamovilidad, situación que se agrava por la composición del Consejo en cuya integración no se incluyó a magistrados y funcionarios judiciales, ni a académicos, predominando claramente la representación del sector político.


Ante la gravedad de esta situación que podría afectar la garantía de inamovilidad, base sobre la que se sustenta la posibilidad de contar con un Poder Judicial independiente, la FAM junto con la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia de Neuquén han presentado una acción directa declarativa de inconstitucionalidad ante la CSJN pidiendo que así se declare el art. 229 de la Constitución Provincial reformada, que es el que prevé la evaluación periódica, por lo que esta Junta de Gobierno ratifica responsablemente su mandato en tal sentido, ante el convencimiento de que existe un interés jurídico colectivo a tutelar y que ha sido lesionado con la normativa constitucional cuestionada; esto es la garantía del "juez independiente e imparcial" que nuestra Constitución Nacional y los Tratados Internaciones aseguran a todo habitante de la Nación Argentina.


De igual modo se reitera anteriores pronunciamentos respecto a la situación de la Provincia de San Luis, en el sentido de que el principio de independencia se afecta severamente cuando se pretende someter al Juez a revalidaciones periódicas. Si se garantiza que el ingreso al Poder Judicial se efectúe a través de procedimientos que aseguren el acceso de los profesionales más idóneos y al mismo tiempo funcionan correcta y oportunamente los procedimientos de contralor de su desempeño y los mecanismos constitucionales de remoción, no se visualiza la razón que justifique someterlos a tales evaluaciones.


Ante el proceso de reforma de la Constitución de la Provincia de Corrientes la Federación Argentina de la Magistratura considera oportuno declarar que, con el objeto de preservar el principio de independencia del Poder Judicial, es ineludible que el texto constitucional establezca expresamente la composición tanto del Consejo de la Magistratura como del Jurado de Enjuiciamiento, de modo tal que garantice el equilibrio entre los distintos estamentos, sin predominio de uno sobre otro, así como la designación por idoneidad y el respeto irrestricto del debido proceso, para los supuestos de destitución.


Produce desasosiego e intranquilidad la demora en cubrir los cargos vacantes en algunas jurisdicciones como Corrientes y Jujuy, por lo que deben establecerse mecanismos constitucionales y/o legales que instauren plazos cortos y perentorios en los respectivos trámites. La designación de jueces sustitutos lesiona la independencia de origen y por ende la auténtica autonomía de la función judicial.


Con relación a la situación salarial se ve con preocupación el atraso salarial de algunos magistrados y funcionarios provinciales, respecto de las remuneraciones de otros poderes judiciales o de la Justicia Nacional, en particular Jujuy. También causa inquietud la situación que presentan algunas provincias como Buenos Aires o Chubut en las cuales se ha discriminado negativamente el incremento salarial de jueces y funcionarios judiciales respecto de los empleados del propio Poder Judicial. Por ello esta Asamblea se pronuncia, una vez más, por el respeto en todas las jurisdicciones del principio de intangibilidad de las remuneraciones de sus jueces y funcionarios judiciales. En este contexto cabe puntualizar que causa profunda inquietud la situación en que se encuentran los secretarios judiciales de la Provincia de Salta, quienes tienen una diferencia sustancial remunerativa respecto de los señores magistrados. Esta diferencia salarial, implica una situación de desigualdad con relación a sus pares de las demás provincias, ya que el salario de aquellos representa un 31% menos de la media nacional.

 










Beatriz N. Renzi
Secretaria
Federación Argentina
de la Magistratura
Abel Fleming
Presidente
Federación Argentina
de la Magistratura