Comunicado Mesa Ejecutiva - Ciudad de Salta

Al Señor Presidente de la
Corte Suprema de Justicia de la Nación
Dr. RICARDO LORENZETTI
S/D.
En mi carácter de Presidente de la Federación Argentina de la Magistratura, entidad que nuclea a los veinticuatro colegios y asociaciones de Magistrados y Funcionarios de la Justicia y del Ministerio Público de la totalidad de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tengo el honor de dirigirme a V.E. y por su intermedio a los Señores Jueces de la Corte para  expresar nuestra identificación con los términos del Comunicado de Prensa emitido por el Alto Tribunal de la República  en el día de ayer, con motivo de cuestionamientos que se efectuaran sobre algunos miembros de la Cámara Nacional de Casación Penal.
 
La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sabido interpretar el sentimiento de los Magistrados y Funcionarios de la Justicia Argentina cuando reclamó que el control de responsabilidad al que están sometidos los miembros de los tres Poderes del Estado "debe ser ejercido con mesura y equilibrio, utilizando los mecanismos institucionales previstos a fin de respetar la honorabilidad e independencia judicial".
Hemos escuchado hoy expresiones atribuidas al Señor Presidente de la República vinculando la obtención de logros en la gestión, precisamente por no haberse desempeñado con la mesura que se le pedía. El límite claro ligado con el equilibrio y mesura que fuera señalado en el comunicado difundido por la Corte Suprema es sin duda el respeto a la independencia judicial; respeto que obliga en primer término a los propios poderes del Estado.-
La voluntad de cambio y mejora del Sistema Judicial Argentino, como corresponde, lo viene liderando la propia justicia: La Corte Suprema con los Magistrados y Funcionarios de todo el Sistema Judicial Argentino y el irrestricto apoyo de las Organizaciones Judiciales que los nuclean. El acompañamiento en este proceso de cambio, por parte de los restantes poderes del estado, hoy merece decisiones de los mismos que posibiliten la aceleración del proceso, otorgando los recursos económicos adicionales necesarios para atender con prontitud y eficacia una litigiosidad que llevó el volumen anual de causas ingresadas de 1.846.999 en el año 1992 a 4.043.261 en el año 2004.
Destacamos que mientras el presupuesto público aumentó entre el período 2.000-2.005 en un 56,8% el presupuesto del Sistema Judicial tuvo una variación en menos del orden del 23%.

La mora judicial no es problema de un solo tribunal ni de una sola materia. Es una condición estructural del sistema, en gran parte generado desde el propio Estado toda vez que actúo afectando la seguridad jurídica y los derechos fundamentales de los ciudadanos.-

La resolución de la lentitud judicial se logrará con decisiones que trasciendan a la crítica puntual y resuelvan los problemas de infraestructura, dimensionamiento, procedimientos y presupuestos.-

El control de desempeño de los Magistrados Judiciales, -que afiance y no amenace la independencia judicial-, se logrará con el añadido de la mesura y equilibrio que pidió la Corte que Ud. preside.-

De nuestra mayor consideración y respeto










Beatriz N. Renzi
Secretaria
Federación Argentina
de la Magistratura
Abel Fleming
Presidente
Federación Argentina
de la Magistratura