Declaración de Buenos Aires - Mayo 2003

La Junta de Gobierno de la Federación Argentina de la Magistratura, en Reunión Extraordinaria celebrada en la Ciudad de Buenos Aires, los días 29 y 30 de mayo de 2003, con la asistencia de los representantes de las Provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Fe, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán, DECLARA:



  1. Nos convoca la esperanza de una nueva etapa en el país con autoridades nacionales de reciente elección. Sentimos la necesidad de ser partícipes y constructores de la ansiada reforma judicial, sólo posible mediante la herramienta del diálogo, con el objetivo claro de acercar la justicia a la gente, con celeridad y transparencia, garantizando la seguridad jurídica en todo el ámbito de la Nación.

  2. Reafirmamos el análisis y las propuestas contenidas en el Documento titulado “La FAM ante la crisis del país y el sistema judicial“, que aprobaran el 28 de febrero del 2002 en Buenos Aires las Asociaciones, Colegios y Círculos de Magistrados y Funcionarios que la integran, coincidente con lo expresado por los Organismos Internacionales que nuclean a los Jueces.

  3. Nuestra vocación es mantener activa participación y compromiso con la Mesa Permanente de Justicia del Diálogo Argentino, bajo los irrenunciables principios que sustentan una Justicia imparcial e independiente, a saber:
    1. procesos objetivos de selección y ascenso de los integrantes de la Justicia, a través de la intervención de los perfectibles Consejos de la Magistratura;
    2. inamovilidad de los Magistrados mientras dure su buena conducta y desempeño con intangibilidad de sus remuneraciones, rechazando cualquier acción abierta o encubierta dirigida a desvirtuar tales principios;
    3. procesos objetivos de destitución, no influenciados por la política partidaria, que garanticen el derecho de defensa, la adecuada duración de su trámite y que no funcionen como meros instrumentos de disciplinamiento o presión al magistrado por el contenido de sus fallos;


  4. Preocupa especialmente en esta hora, que las anunciadas reformas constitucionales y legislativas en algunas provincias, bajo pretexto de modernización judicial, pretendan afectar alguno de estos postulados, básicos para la existencia de la justicia.

  5. Se denuncia la situación planteada en la provincia de Corrientes, en donde la extensión de la permanencia de los Jueces en comisión, más allá de los plazos establecidos por el art. 142 de la Constitución Provincial, afecta seriamente el sistema republicano de selección de los Jueces, violentando los principios de legitimidad e independencia.



Los Poderes políticos de Corrientes deben asumir su responsabilidad, absteniéndose de desplazarla hacia la justicia, adoptando las resoluciones necesarias para cubrir las vacantes en la Justicia con observancia de la Constitución y la ley.