El Bicentenario de nuestra Independencia

Federación 03/07/2016
Evocamos una Nación que se fue construyendo a lo largo de dos siglos, superando las convulsiones internas y los peligros de fuera.

LA FAM acompaña el acontecimiento más trascendente de la historia de nuestra Nación: la firma del acta de Independencia. Por eso se nos impone el mismo espíritu de servicio y vocación de justicia que animaron a aquellos constructores de la nación, hace  doscientos años.

Como miembros del Poder Judicial, es mucha la responsabilidad que nos cabe y la contribución que debemos hacer a la sociedad, en aras de consolidar los derechos de la ciudadanía, la convivencia pacífica y los valores de la igualdad, la libertad y el respeto a las diferencias.

En el Bicentenario evocamos una Nación que se fue construyendo a lo largo de dos siglos, superando las convulsiones internas y los peligros de fuera. Es trascendente revivir esa jornada en la que un puñado de hombres rubricó ese documento que nos declaraba independientes del dominio español, punto de partida de un largo proceso a lo largo del cual nos fuimos consolidando como Nación.

La memoria no es sólo retrospectiva, es asimismo una memoria crítica que une el pasado al presente y al futuro, que reelabora el sentido de los acontecimientos, no tanto para re-escribir el pasado, sino para hacer de la memoria histórica una política que nos ayude a labrar un mejor por-venir para la administración de la justicia.


(Mensaje brindado por FAM durante el Homenaje de la Justicia en la Casa Histórica de Tucumán)

FAM

Te puede interesar